Día del Niño

“Todos Fuimos Niños Alguna vez pero Pocos lo Recuerdan”

La idea de festejar el “Día del Niño” surgió el 20 de noviembre de 1959. La Asamblea General de la ONU tuvo una reunión en Ginebra, Suiza, en la que decidió reafirmar los derechos de los niños universalmente.

En México el 30 de abril  en 1924, se señaló día del niño. Entonces, siendo presidente de la República el general Álvaro Obregón y Ministro de Educación Pública el licenciado José Vasconcelos.

Pero no hablemos tanto de historia sino de cosas más importantes. Vamos a, sólo hoy, darnos la oportunidad de ser niños una vez más, ya que esa fue una gran época. Entre la escuela, la oficina y el ajetreo cotidiano recordemos como es pensar como un niño y quién mejor para ayudarnos que “El principito”.

Antoine de Saint-Exupery fue un aviador francés nacido en Junio de 1900 que, en abril de 1943 publicó su obra más famosa. Este, fue dedicado a su amigo León Werth… cuando era niño. Un cuento para niños que tiene mucho que enseñar a los adultos.

1.- Píntame un Cordero.

Al inicio del libro “El principito” pide al piloto que le dibuje un cordero. Sin embargo, rechaza cuanto cordero le da hasta que cansado el aviador le entrega el siguiente dibujo con el cual, el pequeño niño queda fascinado y satisfecho.

La lección que nos deja este primer encuentro de los personajes principales es la enorme diferencia entre como perciben las cosas los adultos a diferencia de los niños. Mientras el aviador creyó haber dibujado una simple caja, el principito vio una casa donde dormía su pequeño cordero.

La vida muchas veces es cuestión de perspectiva. Mirar más allá de las cosas puede ayudarnos a resolver problemas más rápido o de mejor manera o simplemente a darnos cuenta de las opciones que tenemos. Muchas veces las cosas son más de lo que parecen.

2.- A los Adultos les Gustan los Números.

-Si uno dice a los adultos: “Vi una bella casa de ladrillos rosas, con geranios en las ventanas y palomas en el techo…” no logran imaginársela. Hay que decirles: “Vi una casa de cien mil francos.” Entonces exclaman: “¡Qué lindo!”-

A veces damos más importancia a las cantidades que a las cosas por sí mismas. Hay cosas en dónde realmente deberíamos sobreponer la calidad a la cantidad; es decir, es mejor tener buenos amigos que muchos amigos. No es lo mismo tener 3 casas a tener un hogar.

Podríamos apreciar las cosas por lo que son por sí mismas; el valor de estas no siempre se mide en cifras.

3.- Ustedes No Son de Ningún Modo Parecidas a mi Rosa.

“Ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado.”

“El principito y el zorro” podría ser el pasaje más importante del libro pues nos habla del amor y la responsabilidad.

Sabemos bien que el principito estaba enamorado de la rosa pero era un amor que al inició lo atormentaba pues no lo entendía. Con el tiempo descubre que el amor es fruto de la dedicación y que tenemos la responsabilidad de cuidarlo para que crezca.

Es esto lo que vuelve las cosas especiales, cuando has puesto dedicación y amor en lo que haces, esto se vuelve único en el mundo porque nadie más pudo hacerlo de la manera en que lo has hecho tú. El esfuerzo otorga a todo valor y significado.

Además habla de la responsabilidad que uno tiene para con lo que “ha cultivado”. Es necesario responsabilizarnos por lo que hacemos, lo malo como lo bueno que merece ser reconocido.

Después de haber leído esto te habrás dado cuenta que a veces el secreto es pensar como niño y rescatar algo de esa inocencia que alguna vez todos tuvimos.

– Itzel Trejo Rubio

Referencias

Antoine de Saint-Exupéry. (1943). –. En “El principito”(33). Francia: Reynal & Hitchcock.

10 Tips Para Aprender Más Rápido
5 de Mayo, Batalla de Puebla
primavera y benito juarez
Primavera y el Natalicio de Benito Juárez

Deja un comentario