La rosca de reyes es una tradición nacionalmente conocida y actualmente, gracias a las redes ya la migración de mexicanos a otros países, incluso mundial. Pero, ¿alguna vez se han preguntado de dónde es qué viene esta tradición? ¿Cómo es que surgió? ¿Qué significa el “monito” que te sale allí en medio de tu pedazo de pan? Nosotros sí y les queremos compartir nuestros hallazgos.

Pues bien, ¡resulta que la rosca es una mera representación de una corona! Sí, de una corona. Los frutos representan aquellas preciadas joyas que se colocaban en las antiguas coronas y son los colores de estos los que representan diferentes cosas, como: paz, amor y felicidad. Pero tranquilos que esto solo es el comienzo de una tradición llena de significados, pues incluso el hecho de comerse el pan de esta riquísima rosca guarda el sentido de un poderoso pasaje de la biblia. ¿Recuerdan aquella frase que dice: “Comed todos de él, porque esto es mi cuerpo, que será entregado por vosotros”? Pues resulta que eso mismo significa comer el pan de esta rosca; comer el cuerpo de Cristo y comulgar.

“Aquella pequeña pieza de plástico en forma de niño desnudo representa al Niño Dios recién nacido…”

Ahora bien, el los frutos significan algo, al igual que el pan, pero… ¿El tremendo “monito” qué significa? Pues aquella pequeña pieza de plástico en forma de niño desnudo representa al Niño Dios recién nacido, he ahí el porqué de su desnudez. Según muchas fuentes, el hecho de que el niño esté bien escondido entre la rosca significa la dificultad por la que pasaron los Tres Reyes Magos para encontrar al Niño Dios. ¡¿Quién lo diría?!

Ahora, ¿recuerdan que les mencioné que los dulces por sus colores representaban: Paz, amor y felicidad? Pues también significa otra cosa, pues al ser brillantes y representar joyas, también representan las distracciones y avaricias que nos impiden encontrar al niño. Pero esperen… ¿Qué no lo que se quiere al partir la rosca de reyes es precisamente que NO te salga el Niño Dios? ¡Pues si te sale eres tú el encargado de comprar los tamales para que todos coman un día! Pues da la casualidad que antes no era así. Antes que te saliera el “monito” era una gran bendición, pues representaba ser la elegida para recibir a Jesús en tu hogar e incluso debías cuidar del niño, vestirlo y darle amor hasta el día 2 de febrero, donde tenías que llevarle a la iglesia y presentarlo, tal como María hizo hace muchos siglos atrás.

“…el hecho de que el niño esté bien escondido entre la rosca significa la dificultad por la que pasaron los Tres Reyes Magos para encontrar al Niño Dios.”

Entonces ahora lo sabes todo. Por fin sabrás todos los increíbles significados que esta bella tradición encierra. Ahora cuando tu tía te haga burla porque te salió el “monito” y debes invitar los tamales, tú le dirás que fue su codicia y amor por las “joyas” lo que le impedirá encontrar a Jesús en su vida.

¡Hasta Luego compañeros! Nos vemos la próxima semana con más CNCICultural.

Por Eduardo Zúñiga Acosta

Día Internacional del Hombre
Día Mundial del Medio Ambiente
Chris Cornell

Deja un comentario